lunes, 5 de marzo de 2012

Maldita Conciencia (agotado)

Como sucedió primero con Libertad y otras yerbas, se agota ahora Maldita Conciencia, el cual iba ya por su segunda edición. Es este un libro bastante especial para mí, dado que me ayudó a creer en que vivir de la literatura es posible, o al menos estableció las bases para que el intento no fuera del todo descabellado.

Además, tuvo siempre un buen recibimiento por parte de la gente, y al día de hoy, hay quienes lo siguen prefieriendo (durante la elección mano a mano que se produce segundos antes de la compra) por encima de Soy Culpable, su sucesor dentro del género poesía.

Es que con él, creo haber alcanzado un pequeño escalón de madurez literaria, que suele ser insuficiente, claro, pero aún así inestimable. Aprender se aprende todo los días, sin embargo hay pasos que son también como hitos, o modestas banderas que se plantan como recuerdo de que pretendemos seguir avanzando.

Entiendo que, aunque a los fines prácticos pueda arreglármelas más o menos bien sin su presencia, se merece por lo dicho antes continuar vivo en papel. Así que es probable que a lo largo de este año planifique su edición número tres. Mientras tanto, mantiene su batalla en Amazon, respirando allí en formato electrónico.

5 comentarios:

raúl dijo...

¡¡Grande, Laurenza!! Pronto no me va a saludar más usted. Abrazo, che...

Lola Mariné dijo...

Enhorabuena por tus éxitos, Alejandro.
Te buscaré en Amazon, donde también puedes encontrar mi Nunca fuimos a Katmandú ;)
Saludos

Alejandro Laurenza dijo...

Jaja, Raúl. Recién vengo de vender en la calle. Las cosas siguen bastante bien.

Sí, Lola, tengo ganas de leer tu libro! Es que estoy esperando a comprarme el Kindle, y todavía no me decido. Pero en cuanto lo tenga, buscaré en Amazon "Nunca fuimos a Katmandú".

Un abrazo!

Horacio Beascochea dijo...

Felicitaciones!, a esperar la edición número tres, entonces.

Abrazo

Alejandro Laurenza dijo...

Gracias, Horacio! :-)