lunes, 26 de septiembre de 2022

Presentación a Escuelas

Si son docentes de primaria, me gustaría presentarles un libro infantil orientado a las primeras lecturas, el cual ya ha sido trabajado en el primer ciclo de varios colegios. Si les parece, podemos coordinar una reunión para que lo evalúen.

Se trata de El mago Pascualito. Un libro en imprenta mayúscula, de 25 cuentos cortos, de no mucho más que una página cada uno, acompañados todos con dibujos que se pueden colorear. 

Los cuentos se van enlazando y conforman la historia de un pingüino que se quiere convertir en mago. A lo largo de las páginas, el pingüino se vincula con diferentes animales autóctonos de Argentina, de la región del atlántico sur y de la estepa patagónica: ballena franca, orca, elefante marino, lobo marino, cormorán, guanaco, ñandú, mara, peludo, entre otros.

Autor de los textos, quien escribe esta presentación: Alejandro Laurenza. 
Dibujante: Marcos Amayo Acosta. 

Algunos de los colegios en los que lo trabajaron son:

- EP 24 de Villa Bosch 
- Instituto Preciosísima Sangre, de Villa Bosch 
- EP 14 de Pacheco
- EP 20 de Derqui
- EP 27 de Derqui

Sería realmente un gusto para mí poder visitarlos y mostrarles el libro. 😊

jueves, 15 de septiembre de 2022

Entrevista en la calle

Hoy, mientras vendía libros en Ituzaingó, me hicieron una entrevista para el canal Kamikaze, que va en vivo por YouTube. Comparto el recorte del video.

La nota comienza en la posición 1:53:32




domingo, 8 de mayo de 2022

De la corrección

Domingo por la mañana. Corrijo (todavía en papel) un poema que escribí el viernes. Lo leo mil veces, voy cambiando las palabras que me hacen ruido, un punto, una coma (sí, tipo raro, soy de los que usan puntuaciones en los poemas), un sinónimo, una variación que me acerque al sentido que logré intuir en la escritura inicial. 

jueves, 28 de abril de 2022

En la EP 24, de Villa Bosch

De visita por la EP 24, de Villa Bosch. Les comparto un video en el que presento uno de los cuentos de El mago Pascualito.





sábado, 23 de abril de 2022

En el día del libro

En el día del libro, me voy a rodear de ellos, como en el resto de los días. 

Uno pequeño en la mochila, para los viajes. Una novela de largo aliento, para leer en casa. Los de poesía, para abrir al azar, que se van amontonando en una mesita en el living. Los que releo. El que compartimos con mi hijo, al lado de la cama. Los de cuentos, desmenuzados despacito, sin obligación de terminarlos. Los que esperan ansiosos, al borde de la biblioteca: tranquilos, les digo, pronto les llegará el turno. Los que sigo descubriendo sin buscarlos.

viernes, 8 de abril de 2022

Encuentros (XXXI)

En la época en que vendía libros en las plazas y parques, era habitual que leyera poemas a quien deseara escucharlos. A veces a pedido de la persona que tenía enfrente, a veces porque lo proponía yo. No sé, como que el lugar invitaba: el aire libre, el verde, los lagos de Palermo, las bajadas de la plaza San Martín, el atardecer, la noche. Supe disfrutarlo, y mucho. 

Luego vinieron otras formas de llegar a los lectores. Cambié aquellas experiencias por los recorridos a lo largo de la ciudad. Eso me permitió tener más constancia, ya el frío dejó de ser un impedimento, y la lluvia un poco menos que antes, y pude salir todos los días y no sólo los fines de semana. En fin, que pude empezar a vivir de la literatura. Pero hubo algo que se perdió: la lectura improvisada de poemas; porque en la ciudad las personas no tenemos tiempo, corremos más de lo que vivimos. 

El caso es que hoy, once años después, en un negocio al que entré con mis libros, me pidieron si podía leer un poema y, claro, dije que sí. Me saqué el barbijo, me bajé la mochila, y emprendí con uno de los textos de "Y en medio nosotros", elegido al azar. Fue un placer para mí. Me dijeron que se emocionaron al escucharlo y que les gustaría ponerle música. 

Cada tanto, la vida te da estas cosas.

jueves, 24 de marzo de 2022

El machete

Tengo un machete dando vueltas por ahí. Parece que alguna vez me anoté un par de cosas a tener en cuenta cuando escribo novela, y ahora me lo vuelvo a encontrar. Ya ni me acordaba de que existía.

Dice:
- Juicio diferido (ya va a haber tiempo de corregir).
- Insinuar lo que sucederá luego.
- Escribir con los cinco sentidos.
- No escribir desde la superficialidad. Ponerse en la piel de los personajes como lo haría un buen actor. Sufrir y ser feliz con ellos.

Seguro que hay más. El machete se limita a eso.

martes, 15 de marzo de 2022

Entrevista en diario La ciudad


Me hicieron una entrevista en el diario La ciudad. Allí cuento sobre mis libros, los diferentes géneros que escribo y cómo llegué a la literatura, entre otras cosas.

La pueden leer en el siguiente enlace:

Entrevista en diario La ciudad


domingo, 13 de marzo de 2022

Corrijo novela

Corrijo novela. Me encuentro con una de esas páginas en las que uno siente que faltó inspiración al escribirlas, una página que no fluye. La idea está bien, la página es necesaria, no la puedo quitar y listo. Pero hace ruido por todos lados. Esas son las más difíciles de corregir. Tocás acá y se rompe allá: peor que antes.

Entonces uno se convierte en un picapedrero. Martillo en mano, cortafierro en otra, va dando golpecitos suaves, trabaja con lo que tiene. No lo puede sacar todo ni tampoco agregar material. La piedra es esa.

A menos que decida abandonarla y empezar con una nueva, y chau.

sábado, 22 de enero de 2022

De poetas y de escobas

Un día, hace por lo menos quince años, decidí que no iba a seguir esperando que alguien "me descubriera" (bichos raros somos los que escribimos) y quisiera publicar y difundir mis libros. Ya venía escribiendo y publicando en forma independiente, es cierto, y también salía por las plazas a ofrecerlos en mis tiempos libres; pero lo hacía de manera tímida, como no queriendo pecar de vanidoso.

Fue entonces cuando dejó de importarme. Un día hasta me banqué, divertido, que alguien me dijera "la poesía no se vende". "No, claro, la poesía no se vende", tuve que responder, "lo que se vende es el soporte físico, el libro, que contiene poesía o novela o cuentos para chicos". Imaginate si a un ingeniero le dijeran que los puentes no se venden: sonamos, nos quedamos todos a la orilla del río, sin poderlo cruzar, por haber herido la sensibilidad del ingeniero.

En fin, que lo que aprendí de una vez, fue a separar el acto de escritura (el hecho artístico, si se quiere) del momento de la venta. Vender como quien ofrece escobas, asumiendo que intentaron crearlas a conciencia, con los mejores materiales de que dispusieron, pero tampoco se va a andar ofendiendo el vendedor porque un señor o señora le dice que esa escoba no barre bien.

A lo sumo, se lamerá las heridas más tarde, sabiendo que vivimos en el reino de la subjetividad, y que quizá esa persona buscaba un escobillón o un cepillo o un pequeño pincel para limpiar el polvo, y se encontró (desgraciada suerte) con una escoba, nada más que eso.

martes, 18 de enero de 2022

Encuentros (XXX)

Juan Carlos llegó a uno de mis libros por casualidad. Lo encontró en una caja. Hace muchos años me lo había comprado su esposa y luego de leerlo un poco, lo guardó. Ahora, me contó su hija por Instagram, Juan Carlos (que es muy lector) lo va leyendo cada día y después se lo comenta a ellos y se emociona. 

Hoy lo fui a conocer al barrio Malaver, Trujui, partido de Moreno. Charlamos, leímos algo, me contó sobre su vida y sus lecturas, compartimos un jugo. Además se quedó con otros libros diferentes, para niños y para adultos.

Ojalá le gusten como Maldita Conciencia, que era aquel libro de poesía perdido en una caja, o por lo menos que no lo defrauden.

viernes, 14 de enero de 2022

Inseguridad

Comparto un poema del libro Y en medio nosotros

INSEGURIDAD 

Es una lotería, dicen,
una ruleta que gira sin más
hasta que un día te toca
(a vos, a mí,
a mis hijos,
a los tuyos)
y te deja trunco para siempre,
te arrebata la inocencia
y el sentido
y la cordura
y te lleva a pedir justicia
o venganza
(que se impone mejor
en estos casos),
y no hay nada que alcance,
ni la condena,
ni la cárcel,
ni el show televisivo
riéndose entre dientes,
no hay nada
que aplaque ese dolor,
ni tampoco el miedo
de los otros,
los que aguardan
la próxima bolilla
y se encierran en sus casas
(alarmas, rejas,
seguridad privada,
un revólver
en la mesa de luz)
y le gritan al Estado
venganza o justicia
(que ya es lo mismo)
y no saben,
o no quieren saberlo,
de los caldos de cultivo
haciendo ebullición
a fuego lento,
de los bolsones interminables
de marginalidad,
de desesperanza,
de sinsentido
(que entre todos,
lo asumamos cabalmente o no,
fuimos generando)
y se quedan en lo tardío:
en la condena,
en la cárcel,
en la mano dura,
en la justicia o la venganza
(que ya es lo mismo),
en el show televisivo
riéndose entre dientes.

miércoles, 12 de enero de 2022

Escritor/emprendedor

Me digo y me repito (parafraseando a los Kuryaki) soy un escritor/emprendedor. No lo uno o lo otro. Ambos. 


Cuando leo y escribo, quiero hacer literatura (que me salga o no, es otra cosa). Sólo me enfoco en eso. ¿Qué será del futuro libro?, ¿lo podré publicar?, ¿me lo comprarán los posibles lectores? No sé. No importa en ese momento. Escribo para ser honesto conmigo mismo, aunque vaya a contramano de lo que pide la época. 


Después viene el pibe (ya no tan pibe) que emprende. Intento llevarlo adelante lo mejor que puedo. Leo, veo videos, escucho podcasts. Me interesan especialmente las experiencias de otros emprendedores (no los que dicen cómo se debe hacer, sino los que lo hacen). De cualquier rubro. Mecánicos, ingenieros, decoradores, jardineros, especialistas en turismo, actores del mundo digital, deportistas. Quiero saber. ¿Cuáles son sus logros, su trabajo, sus frustraciones? ¿De qué manera se motivan para seguir emprendiendo? ¿Cómo escapan de la actitud de queja: la bendita queja que justifica fácil, ante ojos propios y ajenos, la comodidad de la no-acción? 


En fin, soy un escritor que emprende, un emprendedor que escribe, y me siento muy a gusto con eso.

lunes, 10 de enero de 2022

Sobre el Amor

"Vínculo sexoafectivo", leí por ahí. Qué manera tan triste de "desromantizar" (palabra que está en la cumbre de la ola) el Amor (que, sabemos, no necesariamente es para siempre, pero, ah, ¿quién te quita la felicidad de vivir como si lo fuera, mientras lo es?).

sábado, 8 de enero de 2022

Mi Obra

Cada vez que me presento cuando ofrezco libros en la calle, voy dando diferentes variaciones de un mismo mensaje. Lo varío principalmente para no aburrirme. Después de todo, soy yo el que lo escucha y escucha y escucha, a lo largo del día. 

Hace unas semanas, en una de esas presentaciones, se me chispoteó decir que intentaba dar a conocer "mi obra". Inmediatamente me reí, dije que retiraba esa palabra (obra) porque me resultaba muy petulante, y la reemplazaba por libros, escritos, publicaciones, o cualquier otro vocablo que se me pudiera ocurrir en el momento.

Obra, no. Obra es para los clásicos. Ellos sí se la merecen.