sábado, 19 de diciembre de 2009

Sentar cabeza

Hoy quiero dejar una especie de relato muy cortito, que en su apuro por terminar peca de reflexivo.


Sentar cabeza

Doblé cuidadosamente mi antiguo anhelo de ser yo, y lo guardé en el estante más alto, en ese que nunca miro por falta de tiempo, y de consuelo. Alcancé por fin la sublime meta que persigue todo hombre: ser dueño de sus actos. Aunque a veces pienso que fueron ellos quienes alcanzaron su sublime meta.

Si no atiné a elevar mi voz, ni ensayé una precaria defensa, no fue por falta de coraje, sino porque me vi sorprendido ante una emboscada de meritoria simpleza.


Alejandro Laurenza

17 comentarios:

Deusvolt dijo...

Umm... intereseante reflexión o relato Alejandro. Ando leyendo un libro de Hemingwa: Por quién doblan las campanas, y dice algo muy interesante: cuando en medio de una lucha, un hombre empieza a dar signos de resignación es porque ha tomado una decisión. Esa decisión puede llevarlo a traicionar, a rendirse o hacer una locura.
No es una cita textual, es una sensación de lo leído, pero básicamente creo que cuando uno está acorralado por las circunstancias, y deja de luchar por encontrar su camino, la resignación le vence y tarde o temprano, su vida se vuelve gris.
Puede que nuestra vida sea gris, pero teniendo como tenemos la escritura, al menos, conservamos un rayo de esperanza.
Felices Fiestas, amigo.

Alejandro Laurenza dijo...

Deusvolt,

Es cierto lo que decís. La resignación trae abandono, y el abandono derrota.

Pero, ojo, que no se malinterprete. El que habla no soy yo (al menos en este caso). Es sólo un personaje al que le presto mi voz. :-)

Un abrazo y gracias por pasar,
Alejandro.

Anónimo dijo...

Toda una reflexión para el consultorio del psicólogo...pero acuerdo totalmente con Deusvolt.

Abrazos,

Orquídea

Antonio dijo...

Me parece que es el inicio de alguna novela que debes tener en mente. No lo veo como un relato corto sino como las primeras lineas de algo mucho mas extenso. No se si me equivocare.
Te estoy agradecido por haber sido el primero en hacerte seguidor de mi blog www.novelistaingenuo.blogspot.com
Tambien te agradezco el comentario elogioso de mi relato. POr si quieres leer un poco mas, he colocado otros dos realtos muy cortitos. Si te pasas por alli y me das tu opinion te lo agradezco.
Te deseo una deliz navidad.
P.D. Perdona que no ponga tildes pero no se que le pasa al teclado de mi viejo portatil. Tengo que pensar seriamente en pedirle uno a los Ryes Magos.

Lola Mariné dijo...

Bueno, este no me parece un relato en sí mismo, sino una parte de un todo más amplio, pero está muy bien expresado.
Dile a tu personaje que nunca hay que guardar los anhelos en lo mas alto de un estante; hay que tenerlos siempre a mano y luchar por ellos sin rendirse nunca.
Es lo que haría la mayoria de mis personajes.
Feliz domingo.

Alejandro Laurenza dijo...

Jaja, Orquídea. Se va a hacer un festín el psicólogo.

Un abrazo,
Alejandro.

Alejandro Laurenza dijo...

Antonio,

Me voy a dar una vuelta por tu blog. Y feliz navidad también para vos!

Un abrazo,
Alejandro.

Alejandro Laurenza dijo...

Es así, Lola. Es un escrito muy pequeño, y quizá alguna vez me sirva para componer algo más grande.

En mis personajes hay de todo. Están los tipos que luchan, y están también los que abandonan. Y hay otros que se dejan llevar por la vida, se dejan vivir felices y tranquilos, sin hacer lo uno ni lo otro. :-)

¿Será que cuando escribimos somos un poco todos?

Saludos,
Alejandro.

Danny dijo...

Que bueno que el que habla sea un personaje tuyo y no vos. Porque he estado leyendo tu blog y estoy segura de que tu persistencia tendrá recompensa.

Me gusta mucho tu poesía.

Saludos.

Alejandro Laurenza dijo...

Muchas gracias, Dany!

Tengo mis momentos de desánimo, como todos, pero no por eso voy a renunciar al anhelo de ser yo, :-).

Un abrazo,
Alejandro.

Marta Abelló dijo...

Un texto pequeño pero tan intenso y reflexivo... Los anhelos pueden estar guardados, pero cerca, para echarles mano cuando se necesiten.
¡Feliz Navidad!

Alejandro Laurenza dijo...

Gracias, Marta! Feliz Navidad!

Un abrazo,
Alejandro.

B. Miosi dijo...

Un personaje al que le prestas tu voz... Interesante, Alejandro.

Cuando escribo siempre me escudo detrás de mis personajes, al final no sé con cuál me identifico más pues cada uno tiene algo de mí (o de como quisiera ser, en todo caso)

Me has hecho pensar: ¿soy dueña de mis actos, o ellos son dueños de mí? Creo que pasaré estos días reflexionando, ¡vaya! eres intenso, amigo,

Feliz Navidad!
Blanca

Alejandro Laurenza dijo...

Blanca,

Tu pregunta hace que el pequeño escrito, inclasificable y segmentario quizá, quede al menos justificado.

Gracias por pasar, y feliz Navidad!

Un abrazo,
Alejandro.

Maribel dijo...

Pues es una reflexión muy buena y muy bella, llena de lirismo. ¡Feliz Navidad!

Alejandro Laurenza dijo...

Feliz Navidad, Maribel!

Un abrazo,
Alejandro.

Anónimo dijo...

¡¡Grabé un disco de No-Música con Guillermo Olivera, guitarrista-craft ex Los Gauchos Alemanes!!

Te invito a que lo descargues en http://www.megaupload.com/?d=7ZXCS6F6

¿Cómo se descarga? Muy sencillo. Acceden al link, ingresan las letras y números que les solicita, hacen clic en “descargar archivo”, esperan los 45 segundos reglamentarios para descargar gratuitas, y hacen clic en “descarga normal”. La descarga demorará unos 25 minutos o menos.

Advierto que el orden elegido para los 25 fragmentos es el menos perfecto posible,
por lo pido sean oídos con la función random,
o como sea cambiando el orden en el que los reciben.

www.jmgproyectos.blogspot.com