sábado, 25 de septiembre de 2010

Preguntas de un nieto cualquiera

Les dejo una especie de relato sobre temas que hoy se discuten en Argentina.

Preguntas de un nieto cualquiera


¿Por qué me dejaron vivo? ¿Por qué no me habrán desaparecido junto con mis padres? ¿Fueron piadosos, acaso? ¿Dijeron no, con los niños no, con esos pobres inocentes no? ¿Pero no eran mis padres también inocentes? ¿Militantes de un mundo mejor, pero inocentes? ¿Soñadores pero inocentes?

¿Y cuál es la guerra de la que hablan? ¿Toda la fuerza del Estado (del Estado usurpado) cayendo sobre chicos de veinte años o menos? ¿Sin abogado, sin juicio? ¿Se puede vestir de culpables a quienes no lo son? ¿Se los puede poner al otro lado (al otro lado de una guerra inventada) por animarse a no permanecer en silencio?

¿Por qué me dejaron vivo? ¿Fueron piadosos, acaso? ¿O será por eso, porque era un niño, y no podrían luego justificarse poniéndome al otro lado?


Alejandro Laurenza

6 comentarios:

raúl dijo...

¡Excelente! No hay justificación para la alcahuetería y la mentira de haber hecho negocios bajo el nombre de la patria. Si muchos se quejan de esta democracia, supongo que algún día aprenderán a elegir. Pero jamás, dejar que otros , por la fuerza elijan por uno. Abrazo.

cleopatra dijo...

Maravilloso.

No tiene desperdicio, pero sí, mucho dolor.

Creo que a estas alturas,no sólo estamos sobre el absurdo, sino que caminamos sobre esquirlas de los que nos quieren hacer creer que fue una guerra.

( Sólo se que hay desaparecidos en el aire, en el alma y en el recuerdo)

Te beso Ale.

Horacio dijo...

Te dejaron vivo para que vuelvas, en memoria de tus padres, que pelearon por un mundo mejor y porque eran tan imbéciles que pensaron que podían tapar el cielo con las manos.

Abrazo

El nieto ciento dos es de todos. Es una porción de nuestra memoria que regresa a su antojo y nos cuenta parte de la historia vedada.

Buena entrada

Felis Nasal dijo...

Muy buen escrito, Alejandro. La pregunta retórica es un hermoso punto de vista para tratar un tema muy duro. Seguramente algún día te pediré prestado este post. Un abrazo

Felis Nasal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro Laurenza dijo...

Gracias a todos por pasar y comentar.

Felis, cuando lo quieras es tuyo.

Saludos,
Ale.