jueves, 31 de mayo de 2018

Entrevista en Super Canal 3

Ayer me hicieron una entrevista (la primera para televisión) en el canal 3, del operador de cable Super Canal, que fue emitida por la noche en la Zona Oeste del Gran Buenos Aires: partidos de Ituzaingó, Morón y Hurlingham.

Agradezco al periodista Gustavo López por su buena onda y también al camarógrafo. Entre los dos me hicieron sentir muy bien.

Dejo a continuación el video de Youtube para quienes tengan ganas de verla.


domingo, 11 de marzo de 2018

Encuentros (XXIV)

Cosas que pasan en la calle, en relación a los libros.

XXIV

Se va para Brasil, me explica, para Río de Janeiro, no tengo chicos pero allá viven mis sobrinos, los hijos de mi hermano, es una buena oportunidad para que practiquen español.

Acaba de comprarme El mago Pascualito en un kiosco de Adrogué. Suena de fondo una canción de Charly García: Chipi Chipi, del Unplugged.

Y pienso: van saliendo mis libros, llegan a lugares que todavía no conozco, van saliendo. Y eso me hace sentir bien.

sábado, 13 de enero de 2018

Siete años


Este año que pasó (se cumplieron siete vendiendo libros por la ciudad) fue un poco más arduo que los anteriores. Como saben, nuestro mercado interno viene bastante golpeado, y los que trabajamos para él (la mayoría de Pymes y pequeños emprendedores) sufrimos las consecuencias. Sin embargo no puedo quejarme: con mucho esfuerzo continúo creciendo.

El lugar central lo ocupó El mago Pascualito. Ilustrado por Marcos Amayo Acosta, vio la luz a fines de 2016, y tuvo ahora oportunidad de llegar a la gente.

Lo acompañaron Maldita Conciencia (en su tercera edición) y los títeres y telalibros de Toba, Fuz y Croack. Entre todos me ayudaron a transitar el año de la mejor manera posible.

Sostengo que la clave está en no rendirse, en esperar agazapados (y fortalecidos) los buenos tiempos, esos que siempre regresan. Nuestra historia circular económica da fe de lo que digo.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

En respuesta

No todo es color de rosas.

Hace un par de meses me escribieron algo que me hizo sentir muy mal. Fue una excepción entre la multitud de comentarios positivos, pero aún así me costó bastante sacármelo de la cabeza.

No se trató de una crítica constructiva, que a veces las recibo y bienvenidas son. Fue un mensaje cargado de enojo y resentimiento, disparado impunemente por quien (se nota en su estilo) tiene arraigada la costumbre de herir.

Este poema es mi catarsis.

En respuesta

Qué sabrás vos
de lo que se debe o no se debe.

Habrás sufrido seguramente,
habrás hecho dura la carne
en aquel infierno personal,
te habrán mutilado el corazón
y la esperanza
en el amor de los hombres.

Pero qué sabrás
de lo que se debe
o no.

Si trastoca tu prisma
la realidad confusa
ante tus ojos,
si vuelve oscuro y deleznable
hasta el inocente vuelo
de un bichito de luz,
hasta el cielo amanecido,
hasta las líneas frágiles
en que poso la pluma
sin mayor intención
que la de volver a ser un niño
desprevenido y feliz.

Decime vos
qué sabrás.


Alejandro Laurenza

jueves, 9 de noviembre de 2017

Encuentros (XXIII)

Cosas que pasan en la calle, en relación a los libros.

XXIII

¡Hola, al que vende libros!, grita la chica que sostiene la guitarra.

Acabo de indicarle al chofer mi destino: tengo la billetera en la mano, tarjeta SUBE en su interior, a punto de apoyarla sobre el lector para que me cobre el pasaje.

¡Leí un libro tuyo¡, dice la chica desde la vereda, la acompañan un par de músicos. Me doy vuelta y me río, mientras termino de pagar el viaje.

En mi otra mano cuelgan la mochila y el manojo de libros que todavía no guardé: los estuve ofreciendo momentos antes, hasta que de pronto vi que paraba el 88 y subí.

¡Genial!, me halaga la chica. ¡Gracias!, respondo yo, feliz por el encuentro.

El colectivo arranca. No hay asientos vacíos. Busco un lugar relativamente cómodo, guardo mis elementos de trabajo, y empiezo a escribir estas líneas, entre los vaivenes de la ruta 3.