lunes, 18 de abril de 2011

Bookcrossing

Bookcrossing es un movimiento internacional de difusión de libros. Una persona cualquiera puede tomar un libro también cualquiera, registrarlo en la página de internet y, luego de identificarlo debidamente con las etiquetas y el número obtenido durante el registro, liberarlo para que comience la cadena de lectura.

La liberación puede ser en la jungla (es decir en un bar, en el banco de una plaza, en una estación de tren o donde a uno se le ocurra), como también puede ser controlada (entregándoselo en mano a una persona elegida).

Quien encuentra o recibe un libro, ingresa a la página de Bookcrossing (en condiciones ideales de buena voluntad) para informar en su ficha el estado actual (recordemos que cada libro tiene un número único), pasando por ejemplo de Liberado a Pendiendiente de Lectura.

Luego de ser leído se modifica otra vez el estado, y se efectúa la correspondiente liberación, dando inicio a un nuevo ciclo. En todo momento es posible, además, dejar comentarios o impresiones acerca del libro que llegó a nuestras manos.

En lo personal, había oído hablar de este movimiento, pero recién tuve mi bautismo hace un par de meses, cuando me acerqué en Palermo a ofrecer mis libros a un grupo de chicos practicantes (o BCeros, como gustan llamarse).

Mi inicio fue con Un mundo feliz de Aldous Huxley, que hacía tiempo tenía ganas de leer. Entonces decidí participar con mis propios libros, osea aquellos de los que soy autor, liberando casi cuarenta ejemplares que hoy se encuentran quién sabe dónde.

6 comentarios:

raúl dijo...

¡¡No lo puedo creer!! O tendría que creerlo, por qué no. Marcelo Valenti y yo somos bookcrossers desde hace unos tres años, aquí en Rosario. Yo, últimamente, por razones particulares, con más bajo perfil, pero Marcelo ha viajado y todo a visitar otros grupos del país. ¡¡Bienvenido, Ale!! Al mundo becero...

Anónimo dijo...

No lo puedo creer tampoco yo. Cuando vi el título, creí que habías escrito algo a partir de comentarios de Raúl. Y si no me equivoco, tu aparición fue comentada en el grupo de yahoo que tiene el grupo de buenos Aires (Rosario y Córdoba también tienen el suyo, a los efectos de facilitar la comunicación entre los miembros del grupo)

Marcelo Juan Valenti

Lola Mariné dijo...

En Barcelona funciona desde hace varios años y durante un tiempo participé, despues lo dejé por falta de tiempo (demasiados frentes abiertos en Internet). Ahora simplemente llevo los libros a la biblioteca de mi barrio y ahí quedan, a disposición de quien quiera llevarselos.
Saludos

Martikka dijo...

Quizás uno de tus libros cruce el charco...y llegue a Barcelona...quién sabe!

B. Miosi dijo...

Qué buena iniciativa, Alejandro, magnífico, ¿cuarenta libros? ¡Qué bien!

Besos!
Blanca

Alejandro Laurenza dijo...

Raúl, Marcleo, veo que nos encontramos en otro rincón literario. Aunque, para ser honesto, aún me cuesta tomar un libro de mi biblioteca (de esos que fui leyendo con más o menos cariño, dependiendo del caso) y dejarlo libre a su aventura. Es por eso que empecé con los míos.

Lola, muy buena tu iniciativa con las bibliotecas!

Ojalá, Martikka! Sé que varios ejemplares cruzaron, dado que me los fueron compraron turistas llegados a Buenos Aires desde tu tierra y otros países europeos. Pero así, a través de Bookcrossing, sería especial. :-)

Gracias, Blanca! Sip, casi 40 ejemplares de los que soy autor.

Un abrazo,
Alejandro.