sábado, 6 de agosto de 2011

La poesía no se vende

Una tarde, ya venida en noche, mientras ofrecía mis libros en los lagos de Palermo, un hombre sentenció (sin mucha originalidad, aunque con una sonrisa) la poesía no se vende. No recuerdo cómo me defendí en ese momento (también con una sonrisa).

No me lo han dicho otras veces, ni antes ni después. Pero seguramente lo han pensado, mordiéndose la lengua de indignación, o frunciendo el ceño mientras intentaban comprender el juego apresurado de un muchacho que no sabe lo que hace, que desconoce el sacrilegio que comete.

Si me preguntaran ahora, respondería con facilidad (conservando la misma sonrisa, por supuesto) que lo que más me gusta hacer en la vida, además de viajar, es escribir, y si consigo ganarme el pan de esa forma, tanto mejor.

¿Qué importa entonces lo que se debe o no se debe vender? (Siempre que no me venda yo mismo al momento de tomar la pluma).

14 comentarios:

Rosita Fasolís dijo...

Ah, Ale!!!!. He comprado poesía: cuando era jovencita, Neruda por supuesto. Después, Gelman, Girri, ... Vallejos me quedó de un trueque no deseado, pero es tan hermosa su poesía... Ah, y los libritos que me compraba mi mamá. Tengo a Eugenio Montale en italiano y español, y mi hijo me regaló dos tomos con las poesías de Lorca también en español e italiano. Sí, he comprado poesía. No tanta como prosa. Sí: cuesta venderla, si sos nuevito/a .Alguien compró mi "Sacramento y ceniza" el día de la presentación... los amigos, por supuesto. No puse el libro a la venta. De puro escéptica, nomás. Tampoco creo haber vendido mi pluma.Lo que escribiste vale por todo el artículo, pero más por lo último que dijiste. Te quiero. Rosita.

raúl dijo...

buena reflexión. Abrazo

Mia Olalde dijo...

Muy bueno. Además, si la poesía, o la literatura, no se vendiera no conoceríamos a los genios de las letras...

Suerte!

Blas Malo Poyatos dijo...

Quizás queria que le regalaras el libro. Haberle dicho que sí, la poesía no se vende porque no tiene precio, pero que necesita de un soporte físico para no ser olvidada. Sin ese soporte no es nada. Y ese soporte es el que le ofreces tú, Alejandro.

Un abrazo

Alejandro Laurenza dijo...

Claro, Ro, muchas veces compramos poesía. Lo extraño es que algunos poetas sientan que la poesía no puede ser vendida, como sí se hace con la novela, u otros géneros.

Gracias, Raúl.

Cierto, Mía. Todo habría quedado en el olvido.

Es una buena forma de verlo, Blas. Sólo el soporte se vende.

Un abrazo.

Joaana Holynaight dijo...

Me parece perfecto lo que publicaste en esta entrada. Pensé en esto miles de veces, y aún así, mantengo la misma posición. Opino lo que vos.
"La poesía no se vende" es una buena frase, pero si hay que vivir de algo, y se puede de lo que a uno más le gusta hacer, es preferible que sea de lo que sale directo del alma, pasado a un papel. Y como bien dijiste, mientras que no te vendas a la hora de agarrar la pluma..

Sos mi ídolo Ale.
Yo te considero uno de mis escritores favoritos.
Tenelo en cuenta.

Alejandro Laurenza dijo...

Gracias, Joaana! :-)

Lola Mariné dijo...

Es cierto que se suele decir eso y las editoriales no se arriesgan.
Pero tu te bastas y te sobras para vender y seguir adelante con tu sueño.
saludos

Esther dijo...

La poseía no se vende, ¡por supuesto! Sería como vender el alma. Tampoco se vende la prosa, que sería también como vender el alma.

Pero lo que vendés no es la poesía: es un libro. Y los libros pueden venderse (o no, según, depende). Por lo menos mientras vivamos en una sociedad como la que tenemos, ¿no es cierto?, que nos hace depender del dinero para poner los fideos adentro de la olla... (Pero eso ya es otro tema).

Tras tanto tiempo sin andar por la blogosfera, es un placer volver a leerte aquí, Alejandro.

Un abrazo,
Esther

Alsán dijo...

Alejandro: Soy un geronte y sigo soñando con vivir de mis libros de poesía. Y dado que los poetas tienen que comer, utilizar energía eléctrica,transporte, pagar alquiler y otros servicios, necesitan dinero, por más que lo detestemos.Un abrazo desde Montevideo.-
Ruben Ariel Alarcón(Alsán)

analia dijo...

La poesía no se vende,porque son MILLONES lo que pueden escribir cualquier cosa bajo ese formato tan libre y POCOS los que leen,sobretodo si es poesía de un poeta no consagrado.En la actualidad ya de por sí la gente lee poco,rápido y no tiene paciencia.
Los únicos que venden su poesía son los vivos que pueden y saben ponerle música.El que publica termina REGALANDO a sus amigos y hay "buscavidas" que funcionan como vendedores de estampitas o mendigos y te compran por lástima.
Nadie te dirá ¡qué talento! sólo en los ámbitos hipócritas de gente que anhela reconocimiento pero que poca apertura tiene para leer y dar una opinión sincera de los poemas de los demás.
Yo me creí y me creo original,diferente.De nada me vale haber leído mucho,tener bastante cultura y una carrera docente,me muero de hambre tanto económicamente (viviendo por caridad de otros) y de reconocimiento.Porque jamás escribí sin trabajar,sin buscar un sentido estético,un mensaje claro,un trabajo creativo.Y así como yo hay miles,con la diferencia que yo sé que este género es una bosta y sólo da de comer a los que se pudieron "acomodar" y la mayoría se conforma con las migajas de elogios en muchos casos por lástima o por interés de una "devolución similar"

Alejandro Laurenza dijo...

Analía,

No siento que sea necesario mendigar. Alcanza con escribir desde la profundidad que cada uno tiene, llevándolo luego a papel de la mejor manera posible, para ofrecerlo finalmente con total honestidad, descartando el elogio fácil y la crítica infundada.

Si fueras a un parque con tus libros, mostrándolos persona a persona, te asombraría el tiempo que un desconocido puede dedicarles (con dinero para comprarlos o sin el), y podrías ver mientras tanto las expresiones de su rostro, que suelen ser más sinceras que las palabras mismas.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

queridos amigos. es claro que la persona le respodio asi a un joven que le dijo "vendo mi poesia" solo fue un juego de palabras en las que seguramente esta persona era un poeta tambien, y le cayo en gracia la expresion de " le vendo mi poesia" y es verdad la poesia nace de la profundidad de tu corazon, es un pedazo de ti no puede ser vendida ni comprada, brota por si misma de la mas profunda oscuridad del alma. saludos jajjaajja

Anónimo dijo...

¿Y el teatro, la novela o los ensayos? ¿No se hacen con el espíritu? Molesta oír cosas como las que han mencionado, que es un género muy libre, que todo vale y que el trabajo literario de un poeta merece ser considerado como de segunda clase o bien fruto de un éxtasis religioso o la posesión por un alma extraterrestre