domingo, 29 de mayo de 2011

No tengo tiempo para leer

Cuántas veces escuchamos la consabida excusa no tengo tiempo para leer, y respondemos, condescendientes, claro, demasiadas ocupaciones.

Soy de los que piensan que siempre tenemos tiempo para todo, para lo que sea, y elegimos entonces (de manera consciente o no) en qué utilizamos esa inmensidad disponible. Hasta que nos visite la parca tendremos tiempo. Después no.

Ojo, también creo que no hay obligaciones de leer, más allá del valor que para mí tiene la lectura, los libros. A una persona puede no gustarle, puede parecerle irrelevante, o aburrirle espantosamente, y no será juzgado por ello.

Lo que nunca tendrá valor de verdad es que el tiempo le falta: decide no asignarlo, prioriza otras cosas, no se hace el tiempo; y sigue estando todo bien.

12 comentarios:

raúl dijo...

Menos mal que tuve tiempo para leer tu post, ja, ja. Es cierto, el tiempo se lo hace uno si no anda en aprietos severos, causas de fuerza mayor...

Alejandro Laurenza dijo...

Claro, Raúl. Hay excepciones de fuerza mayor.

Un abrazo,
Ale.

Maribel dijo...

En mi caso te puedo decir que siempre tengo tiempo para leer, y suele ser el mismo que no empleo en otras cosas, como por ejemplo ver televisión. Como decías es una cuestión de prioridades y de gustos personales. "El no tener tiempo" se convierte en buena excusa para todo, pero no engaña a nadie.

Un abrazo.

Alejandro Laurenza dijo...

Exacto, Maribel, de eso se trata: de elegir.

Saludos,
Alejandro.

B. Miosi dijo...

En general me alcanza el tiempo para todo, especialmente para leer.

ültimamente tengo más responsabilidades que antes, asumirlas es reorganizarme y dejo de visitar los blogs con la frecuencia anterior.

Besos!

Alejandro Laurenza dijo...

Lo mismo digo, Blanca. El tiempo para leer siempre me alcanza: hago que me alcance. Además suelo aprovechar los baches muertos, como viajes en tren, colectivos, etc. ;-)

Saludos,
Alejandro.

Lola Mariné dijo...

Puedo no tener tiempo para muchas cosas, pero siempre encuentro tiempo para leer.
Si nos organizamos bien, hay tiempo para todo. Lo que pasa es que muchas veces lo perdemos en tonterías, o pensando lo que vamos a hacer despues...

Saludos

Alejandro Laurenza dijo...

Bien, Lola. A seguir leyendo entonces! :-)

Martikka dijo...

La mayoría de la gente que dice eso, normalmente emplea su tiempo en otras cosas que le parecen más interesantes (normalmente, ver la televisión). Nosotros somos más de la cuerda de Groucho Marx: "Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro."

¡Saludos!

Alejandro Laurenza dijo...

Jaja, muy buena la cita! Aunque confieso que me hago tiempo también para un rato de tele. Gracias por pasar, Martikka.

Martikka dijo...

Yo también veo la tele, claro. Pero a menudo acompañada de un libro (la tengo de fondo, a la espera de algo bueno o que me llame la atención).

Saludos!

Julián Cánepa dijo...

Muy cierto!.. vivo escuchando esa excusa.

Saludos.
cuando puedas pasá por mi blog: www.unmediolimon.blogspot.com