sábado, 21 de mayo de 2011

2000

Paso a paso. Persona a persona. Esta semana logré vender mi libro número dos mil.

Poco tiempo hace (dos años, o tres) llegué a una conclusión por demás obvia, de esas que se dicen fácilmente, pero cuya internalización (osea de la boca para adentro) es menos sencilla.

Por un lado está la chispa, el trabajo de la creación (sea la actividad que fuere, artística o no), en el que pondremos todo nuestro empeño y capacidad; a veces más, a veces menos, cada cual tiene sus límites. Y por otro lado, y más importante aún, está la constancia, la perseverancia, o como tengamos ganas de llamarle.

Esta última, en definitiva, lo será todo. Habrá excepciones, claro, pero nunca fui afecto a los juegos de azar. Nunca confié en la Cenicienta. Y, como no confío, hago lo único que se me ocurre: voy paso a paso, persona a persona.

8 comentarios:

Rosita Fasolís dijo...

Ale: sos mi campeón!!!!!. Felicitaciones y besoooo de osaaaa!!!!. Rosita.

Horacio dijo...

Felicitaciones. Es un número interesante. Y la perseverancia también es parte de la creación, no hay que olvidarlo. Podemos aplicar el paso a paso para las palabras, robarles segundos a la vida para escribir un poco todos los días.

Abrazo

B. Miosi dijo...

No sabes cuánto me alegro por esos 2000 ejemplares vendidos, Alejandro. Es más de los que venden muchos estando en librerías.

Besos!
Blanca

raúl dijo...

¡¡Un maestro!! Felicitaciones y un abrazo enorme, che.

Lola Mariné dijo...

Genial! No es tan facil vender 2000 libros. Enhorabuena.

Alejandro Laurenza dijo...

Ro, gracias por tu apoyo!

Cierto, Horacio. De ahí la famosa frase: "que la inspiración me agarre trabajando".

Gracias, Blanca. En un programa de televisión decían hace unos días que en Argentina se considera que un libro ha vendido una cantidad aceptable cuando llega a los 800 ejemplares. Claro que en mi caso tengo la ventaja de que no necesito estar en la mesa de novedades para llamar la atención.

Gracias como siempre, Raúl! :-)

Claro, Lola, fácil no es, pero tenemos en el incentivo de estar haciendo lo que nos gusta.

Un abrazo,
Ale.

Armando Rodera dijo...

Me parece una cantidad más que respetable, Alejandro. Dos mil libros son muchos libros, más que muchas primeras tiradas de libros actuales en España. Y los has vendido con tu esfuerzo y dedicación, te felicito.

Eloy Moreno, el autor de "El bolígrafo de gel verde" hizo algo parecido a todo esto. Creo recordar que llegó a vender 2700 libros yendo puerta a puerta a librerías y comercios, aparte de moverse por redes sociales. Ahora, ya sabes, está con una gran editorial. Ojalá te suceda lo mismo.

Te admiro por todo lo que estás consiguiendo sólo con tu trabajo, sin ayuda de nadie. Es algo digno de elegio.

Mucha suerte con tus proyectos. Un abrazo.

Alejandro Laurenza dijo...

Armando,

Leí sobre Eloy Moreno en tu blog. Me parece muy interesante la forma en que llevó adelante la difusión de su libro, parándose en la puerta de las librerías en las que acababa de dejarlo, para hacer promoción allí mismo.

Por mi parte, estoy bastante contento con los resultados. Aunque, claro, espero que las cosas vayan siendo más fáciles con el tiempo.

Un abrazo y gracias por pasar,
Alejandro.