sábado, 22 de enero de 2011

Mi país inventado

Leyendo por segunda vez (y seguramente no por última) Mi país inventado, de Isabel Allende, esta especie de autobiografía apoyada en la nostalgia por Chile (como la misma autora lo dice de alguna forma), me topé con el fragmento que reproduciré debajo.

Salvando las distancias con la realidad de nuestro país (y con la realidad actual de Chile, ya que este libro fue escrito aproximadamente en 2002), creo que es interesante no olvidar las cosas que están resaltadas.

Las cifras de crecimiento económico, que aplaudía el Wall Street Journal, no significaban desarrollo, ya que el diez por ciento de la población poseía la mitad de la riqueza y había personas que ganaban más de lo que el Estado gastaba en todos sus servicios sociales. Según el Banco Mundial, Chile es uno de los países con peor distribución del ingreso, lado a lado con Kenia y Zimbabue. El gerente de una corporación chilena gana lo mismo o más que su equivalente en Estados Unidos, mientras que un obrero chileno gana aproximadamente quince veces menos que uno norteamericano. Aún hoy, al cabo de más de una década de democracia, la desigualdad económica es pavorosa, porque el modelo económico no ha cambiado. Los tres presidentes que han sucedido a Pinochet han estado atados de manos, porque la derecha controla la economía, el Congreso y la prensa. Sin embargo, Chile se ha propuesto convertirse en un país desarrollado en el plazo de una década, lo cual es muy posible, siempre que se distribuya la riqueza en forma más equilibrada.

Isabel Allende
fragmento de “Pólvora y sangre”
del libro “Mi país inventado”

15 comentarios:

raúl dijo...

Siempre me pregunté acerca del milagro chileno, porque conozco gente que ha estado allí y me ha comentado ésto de las diferencias insalvables. Siempre, la justicia debe ir acompañada de equidades económicas, lo demás es verso, con perdón de los poetas. Abrazo...

Alejandro Laurenza dijo...

Raúl,

En Chile gozan de una estabilidad económica que nosotros por ahora no tenemos (al menos no consolidada), pero, hasta donde sé, no escapan al gran mal latinoamericano: la injusta diribución de la riqueza. Tema difícil de solucionar, dado que los muy ricos (normalmente representados por partidos de derecha) siempre abogarán porque percanezca de esa forma. Y, como decía Isabel Allende, tienen medios de sobra para hacerlo (cosa que se repite en el resto de nuestros países).

Un abrazo,
Ale.

Rosita dijo...

Ale: pienso que los títulos de tus tres libros de poemas conforman la realidad de América Latina, África y otros lugares. En América, incluyo a Cuba y Venezuela: allí hay que callar. Cosa que tampoco me gusta. En fin: yo no sé dónde está la solución. Acaso ustedes, los más jóvenes, la encuentren, pero siempre atentos a la historia reciente, que sin dudas enseñará a no cometer los errores que den paso a las más fieras atrocidades. Bueno, ojalá puedan. Un besooooo. Ro.

Alejandro Laurenza dijo...

Ro,

Siento que aquí el espacio para hablar está: en uno y otro sentido. Bastante distinto a otros tiempos.

De Cuba y Venezuela poco puedo decir. No conozco sus realidades. Sospecho que hay grandes diferencias entre lo que nos llega a través de la prensa y lo que vive y siente el ciudadano común, pero no sé hasta qué punto.

En cuanto a las atrocidades, la violencia, sólo trae retroceso. Esa experiencia la tenemos.

Un abrazo,
Ale.

Lola Mariné dijo...

Apenas sé nada de la politica y la economía de los paises latinoamericanos, asi que me limito a dejarte un saludo.

Alejandro Laurenza dijo...

Gracias por pasar, Lola!

Saludos,
Alejandro.

HUMO dijo...

No solo para pensar, sino para analizar :)


Besos!

=) HUMO

Alejandro Laurenza dijo...

Así es, Humo. Creo que todo lo que nos permita interrogarnos, vale la pena. Y este párrafo de Allende no es la excepción.

Un saludo,
Alejandro.

B. Miosi dijo...

Los países latinoamericanos sufrimos de un mal común: malos gobiernos. en el caso de cuba y Venezuela, una yunta inexplicable, temo que se trata de otro mal común: la locura por el poder. Algo como lo que ocurre en la República del Congo.

Un abrazo,
Blnca

Alejandro Laurenza dijo...

Blanca,

En el caso de Argentina, soy de los que piensan que el gobierno actual es bastante mejor que los que hasta ahora tuvimos. Al menos se anima a separarse del omnipresente poder económico. Ojalá no me equivoque.

Gracias por tu aporte!

Un abrazo,
Alejandro.

Sol dijo...

Es que es el único camino, Alejandro. Mientras no se distribuya DE VERDAD la riqueza (con esto incluyo a los empresarios, políticos, funcionarios, petroleros, etc, etc, etc) no se va a sentir el cambio. ¿Por qué? Porque siempre alguien se va a morir de hambre..

Cariños!

Alejandro Laurenza dijo...

Bien sintetizado, Sol. Gracias por pasar!

Un saludo,
Alejandro.

Anita dijo...

Gracias por destacar este texto de Isabel Allende, y por dedicarle unas palabras a Chile... Existe mucha desigualdad acá... cifras mentirosas :(

Anita

Jorge Nain dijo...

La situacion economica de america latina, esta clara, y todos la conocemos, esto nos afecta a todos, me incluyo, en mi pais Ecuador el Presidente Rafael Correa, de todos los paices que he conocido es uno de los modelos a seguir, realizo un cambio completamente drastico a la corrupcion y esto los llevo obligados a levantarse, y cuando lo hicieron, se dieron cuenta de la realidad y el rumbo que el pais esta tomando, nada pudieron hacer, esto esta reflejado en la supuesta ''SUBLEGACION POLICIAL Y MILITAR'' jamas ocurrida despues de un centenario. Sublegacion policial es lo que la prensa internacional y nacional lo llamó, ¡mentira!, es la mas clara demostracion que la corrupcion pudo haber hecho para sacar a un presidente que quiere cambiar un pais.
Si bien digo que es un modelo a seguir, es porque en latinoamerica ha sido el unico presidente que les a dado tan fuerte a la corrupcion, tanto que los llevo a levantarse de sus asientos.

Argentina es un pais maravillosos, su situacion economica es increible, lo reflejan las bolsas de WALL STREET y los avances que han relizado son admirados por todo el mundo; asi exteriormente... la mala distribucion de ingresos y el control que tiene ''la derecha'' de este pais, no refleja limites. Los argentinos he visto, son personas que saben vivir en las buenas y en las malas, sin embargo es una debilidad, ya que asi como yo lo he visto, ''ellos'' tambien.

Saludos
Jorge

Alejandro Laurenza dijo...

Anita, uno de los disparadores que me llevó a publicar este texto, fue justamente la charla que tuvimos en la plaza. Gracias a vos por brindarme ese día tu punto de vista.

Jorge, es muy importante esta definición que nos das de Correa. Ya intuía que es un buen tipo, honesto, y capaz de jugarse porque su país sea un lugar más justo (lo cual siempre afecta intereses, eso está claro). Pero nada como tenerlo de primera mano. Gracias.

Saludos,
Alejandro.