sábado, 20 de marzo de 2010

Filosofía barata

“Él ómnibus se ha ido, el amor se ha vencido, quise quedarme pero me fui. Filosofía barata y zapatos de goma, quizás es todo lo que te di”, dice Charly García. Aunque sospecho que algo más le habrá dado, y que si al final sólo quedó esa sensación amarga, habrá sido responsabilidad del tiempo, que desgasta y rompe, silencioso, sin prisa, sin pausa.

Pero no siempre desgasta y rompe. A veces también da segundas oportunidades, y terceras, y todas las que estemos dispuestos a tomar. Y nos permite salir de una clínica en la que estábamos desahuciados, más muertos que vivos, y volver a tocar un día ante miles de personas, que nos dicen: aguante, aguante Charly.

Así fue ayer en el Luna Park, en un concierto más íntimo que el de Vélez, sin esa lluvia que quedará ya en el recuerdo de todos nosotros, pero con el sabor de la cercanía, de la complicidad, y con el deseo de que la noche nunca termine. Artistas y público así lo entendieron, y así lo vivieron durante casi tres horas.

Tocar, tocó de todo. Desde Demoliendo Hoteles, con el que abrió, Cerca de la Revolución, y Fanky, hasta El amor espera, Promesas sobre el bidet, Pasajera en trance, No soy un extraño, y la hermosa Filosofía barata y zapatos de goma, que a más de uno nos hace poner la piel de gallina. Se dio también una vuelta por Serú Girán, y por Sui Generis, y siguió tocando hasta la una de la madrugada, incansable, porque no se trataba de cumplir, sino de ser feliz esa noche.

Si esto no es aguante, el aguante dónde está, se escuchaba a veces de fondo, casi como un abrazo del público, cuando la música callaba por un momento.

Y en el aguante estuvieron también Fito Páez, Pedro Aznar y Juanse, además de los habituales Hilda Lizarazu, el negro García López, y los chilenos que vienen acompañándolo desde hace rato.

La música es mi medicina, aseguró Charly, antes de presentar tema nuevo. Y, vistos los resultados, parece que deberemos creerle.



Filososofía barata y zapatos de goma (descargar mp3)


Conozco a un empleado
que fue muerto de pena
enamorado de las sirenas.
El cine de mi barrio
ya me mostró la escena
no vi tu alma y
quería tus venas.
Y en este torbellino
donde nada importa
me sentí aliado y te perdí
pero si vi tus ojos
y hasta comí la arena
quise quedarme pero me fui.

Filosofía barata
y zapatos de goma
ni ésta mentira te hace feliz
quise quedarme cuando
morí de pena
quise quedarme pero me fui.
Y en la terminal...
y en la terminal
estoy descalzo
y te espero a ti.
El ómnibus se ha ido
el amor se ha vencido
quise quedarme
pero me fui.
Filosofía barata
y zapatos de goma
quizás es todo lo que te di.


Charly García
del disco “Filosofía barata y zapatos de goma”

9 comentarios:

Liman dijo...

Estuvo INCREIBLE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Alejandro Laurenza dijo...

Sisi, Liman! :-)

Un abrazo,
Ale.

MiánRos dijo...

Todo concierto deja algo irrepetible. Tuvo que ser una noche mágica.

Un abrazo, amigo.
Mián Ros

raúl astorga dijo...

Muy buen reporte, Ale. Un abrazo.

Alejandro Laurenza dijo...

Es cierto, Mián. Cada concierto es único, y suele quedar en la memoria por mucho tiempo.

Gracias, Raúl! Y espero volver a leerte pronto en tus historias rosarinas! :-)

Un abrazo,
Ale.

Anónimo dijo...

Muy bueno el relato, el recital estuvo bárbaro y con Charly más entero que nunca..

Saludos,
Marce.

Alejandro Laurenza dijo...

Sí, Marce, por suerte se va recuperando! :-)

Un abrazo,
Ale.

HUMO dijo...

Que bueno!
He disfrutado mucho, sobre todo de Serú girán :)

Es sin duda un excelente músico.
Gracias alejandro por tu visita, eres bienvenido.

Me gustó tu nota.

Saludos!

=) HUMO

Alejandro Laurenza dijo...

Bienvenida vos también, Humo! Te seguiré leyendo! :-)

Un abrazo,
Alejandro.