sábado, 12 de diciembre de 2009

Vuelta a las calles

Normalmente salgo a vender mis libros en la época cálida de Buenos Aires, digamos desde septiembre hasta marzo. Y lo hago de manera regular, cuando termino mi trabajo en la semana, o desde un poco más temprano los sábados y domingos, sabiendo que algunos días se vende más y otros días menos, pero que al final lo único que cuenta es la perseverancia.

Si bien me inicié en este rito apenas hube publicado Silencios de un Mundo allá por el año 1999, la verdad es que recién adquirí la constancia que necesitaba luego de publicar Maldita Conciencia en 2007. A partir de entonces me puse como meta llegar a vender mi libro número mil, y afortunadamente pude cumplirla a principios de este año.

Quizá no sea gran cosa visto desde afuera, pero les puedo asegurar que, ante la ausencia total de cualquier tipo de difusión, el esfuerzo es muy grande y sólo puede ser llevadero gracias a que las ganas lo son aún más.

Con todo esto, alcancé un punto en que un libro financia al siguiente, y hasta me permite cubrir gastos adicionales, como webhosting antes de que decidiera iniciar este blog, o señaladores para regalarle a la gente, o cualquier otra cosa que pudiera surgir. Así la venta de los quinientos ejemplares que conformaban la primera edición de Maldita Conciencia, me permitió publicar la segunda, pero esta vez de mil.

Sin embargo, uno sigue soñando con que los propios libros sean publicados por una editorial. Es verdad que podría continuar el camino que tengo emprendido, con más certezas que incertidumbres (olvidando que la vida entera es incertidumbre), pero lo otro implica cierto reconocimiento de que lo que hago vale la pena. Reconocimiento que aún no tengo.

Tal vez por eso esta temporada me retrasé en mi salida a las calles. La espera de El diario de Toba, que suponía estaría listo antes de diciembre, me dejó paralizado de alguna manera. Era ese el libro que quería vender, más allá de que las librerías hicieran también lo suyo. Pero ahora, ya asumido que este año no será (y que ojalá lo sea el siguiente), vuelvo a salir con mis retoños anteriores bajo el brazo.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Tenés una fuerza impresionante para difundir tus libros. Dale, nomás. El viernes 18 te entrevistaremos en nuestro programa "Quién levanta el muerto", de 21 a 22 hs. Te lo pongo acá para que tus seguidores te escuchen a través de: www.radiogranrosario.com.ar
Abrazo. Raúl.
Pdta.:falta un mes y dos días para que se cumpla un año en que te vi por primera vez (y única) en la plaza San Martín con tus libros. Tengo la fecha en el álbum de fotos (14/01/09)

Antonio dijo...

Me parece de un merito extraordinario que hayas vendido más de mil libros tu solito, sin ayuda de nadie, pateando la calle. A mi me resultaría mu difícil hacerlo.
Leí el comentario que dejaste en mi blog animándome a seguir escribiendo. Te he hecho caso y he escrito un pequeño relato que el colgado en el mismo blog. Espero que te pases por allí y me dejes un comentario dándome tu opinión. Te recuerdo la dirección del blog: www.novelistaingenuo.blogspot.com
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Ale!

yo creía que eras de aquí de Rosario. Es increíble las cosas que hacemos quienes de alguna manera estamos en el ámbito de la cultura... Es maravilloso que hayas logrado financiar la publicación de tus libros con la venta de los anteriormente publicados y que además, hayas logrado una edición de 1000 ejemplares. De qué trata "El diario de Toba"? Y sí, yo creo que hay que seguir dando batalla, aunque por momentos nos sintamos cansados. No hay que aflojar. Dicen que "yerba mala nunca muere" y no tenemos que darles el gusto de inmovilizarnos... :) :) :) :) :)

Abrazos,

Orquídea Negra

Maribel dijo...

¿Como que no es gran cosa? Tiene un gran mérito vender 1.000 libros. ¡Eso es muy difícil! Te admiro por tu tesón y perseverancia. Las personas como tú, las que no se detienen, son las que alcanzan metas. Te felicito.
Un abrazo.

Alejandro Laurenza dijo...

Bárbaro, Raúl! Allí estaré desde el otro lado del teléfono! Y cuando tengamos la entrevista la colgaré en el blog! :-)

Gracias a vos y a Quién levanta el muerto!

Un abrazo,
Ale.

Alejandro Laurenza dijo...

Antonio,

Creo de verdad que todos lo podemos hacer. Sólo es cuestión de ponerse en movimiento.

Pasaré por tu blog a leer el relato.

Saludos,
Alejandro.

Alejandro Laurenza dijo...

Orquídea,

Soy porteño, o casi, porque no vivo en capital, sino en el conurbano, :-P.

El diario de Toba es un libro infantil que está esperando su momento para verse publicado. Si tenés ganas podés leer la entrada donde cuento un poco más: http://alaurenza.blogspot.com/2009/11/el-diario-de-toba.html.

Y sí, hay que seguir adelante!

Un abrazo,
Ale.

Alejandro Laurenza dijo...

Maribel, gracias por tus palabras de aliento! :-)

Un abrazo,
Alejandro.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Alejandro, ¡chapó! Aquí estoy, devolviéndote las visitas, ¡y qué bárbaro, autovender tus propios libros en la calle, y llegar al número mil! Lo cual me hace preguntarme si aquí en mi ciudad en España eso funcionaría.

En fin, tristezas aparte, ¡te felicito por tu persverencia! Tu entrada me ha dado energía positiva.

Un saludo

Deusvolt dijo...

Hola Alejandro, sólo puedo decirte que te felicito por lo que haces y que, en cierta forma, es hermoso tu tesón y esfuerzo en pos de tus retoños. Te deseo que pronto tengas ese espaldarazo que mereces y sean otros los que vendan por ti en librerías y centros comerciales, y que tú, a lo sumo, llegues para rubricarlos.
Un saludo afectuoso.

Alejandro Laurenza dijo...

Blas,

La verdad es que es una linda experiencia. Se disfruta mucho.

Y creo que sí, en España también es posible! Por ejemplo el parque del Retiro, en Madrid, es un lugar maravilloso para hacerlo.

Un abrazo,
Alejandro.

Alejandro Laurenza dijo...

Deusvolt,

Gracias por tu visita y tus buenos deseos!

Un abrazo,
Alejandro.

ALEJANDRO GUARINO dijo...

Y qué hubiera pasado si una editorial hubiese publicado de movida tu primer libro?, Decía un amigo, las mujeres, o cuestan trabajo o no valen la pena (cuando lea esto una mujer va a decirme Machista!!, lo digo en sentido genérico señora, disculpe), a lo mejor hubieras dedicado ese tiempo que usás para vender para escribir mas, Y qué hubieras escrito?, qué se yo Ale, no es conformismo, es que, por ejemplo, no hubieras escrito éste hermoso artículo
un abrazo

Alejandro Laurenza dijo...

Tenés razón, Ale. Bien dicen que lo que no te mata te hace más fuerte...

Un abrazo!
Ale.

B. Miosi dijo...

Qué pena que El diario de Toba no haya salido para este diciembre, hubieras batido récord de ventas, eso es seguro.

Y felicitaciones por los 1000!!!

Yo ni regalándolos hubiera alcanzado esa cifra!

Besos!
Blanca

Alejandro Laurenza dijo...

Blanca,

Por lo que comentan tus libros son muy buenos! Y no por nada los eligieron las editoriales!

Espero poder leerlos pronto. Tenés que pedir que los distribuyan en Argentina, :-).

Un abrazo,
Ale.